jueves, diciembre 20, 2007

Festejos y Excesos de Fin de Año, Una Puerta a la Diabetes.

Las necesidades básicas del ser humano son; asegurarse la vivienda, el vestido y el alimento.
Cuando estas necesidades son cubiertas (en realidad o en apariencia), el uso las convierte en placeres Y uno de los grandes placeres que tiene el ser humano es la comida, alrededor de esto los grandes eventos se celebran con alguna degustación culinaria.
En México los festejos de fin de año se inician el 12 de diciembre, festejando a la Virgen Guadalupana;, continuando con los 9 días de las posadas (del 15 al 24) que recuerdan el peregrinar de José Y María; la última de ellas culmina con la Nochebuena y la Navidad que celebran el Natalicio de Jesús ;las celebraciones prosiguen con el festejo de fin de año, en cuya cena se despide al año viejo y se recibe al año nuevo; para culminar el 6 de enero con el Festejo de los Reyes Magos.
Y entre estas fiestas están los “recalentados” del día siguiente del festejo principal y las visitas a los familiares.
Así es como esas degustaciones culinarias tienden a convertirse, en algunas personas en excesos, conduciéndolas al final de este popularmente llamado Maratón Guadalupe – Reyes, a desencadenar una enfermedad crónico degenerativa que es muy delicada, auto limitante y a través del tiempo desencadena la Muerte: Diabetes Mellitus.
Además de esta enfermedad hay otras etiologías que pueden aparecer después de estos días de tanta comida, como Hipertensión, por el consumo de alimentos excesivos en sal; Hipercolesterolemia e Hipertrigliceridemia por el consumo de alimentos ricos en grasas; Gota por el abuso en el consumo de alimentos con alto contenido en purinas que se encuentran en alimentos como carnes, caldos, ahumados; y la tan temida y riesgosa Obesidad, por el exceso de todo tipo de alimentos.
Obesidad que para muchas personas representa solamente una condición o aspecto físico, y que algunos médicos aún la consideran un síntoma; ahora se sabe y se clasifica perfectamente como una enfermedad.
Cabe destacar que según los parámetros de antropometría para nuestra raza, avalados por Instituto Nacional de Nutrición, el hombre debe consumir según su condición y complexión física aproximadamente 1800 calorías y las mujeres 1600. DIARIAS. Cada kilogramo de peso se conforma de 7000 Kcal.
La cena navideña aporta más calorías que las que requiere el ser humano
Una cena tradicional de Nochebuena o Fin de Año puede tener de 4800 a 7500 calorías aproximadamente, cifra que está muy por encima de las 1800 que se deben consumir.
Y estas cantidades van en aumento sí consideramos que esta cena se inicia de la siguiente manera:
- Primero las botanas que pueden ser papas o toda clase de frituras, en algunas ocasiones acompañadas de algún dip, dulces y caramelos. Cacahuates, pistaches, nueces, almendra, piñones probablemente confitados e incluso acaramelados; bombones, mazapanes, pedazos de turrón, chocolates macizos o rellenos. Fruta secas (manzanas, dátiles, chabacanos, ciruelas pasas, pasitas.). Aceitunas, cuadritos de queso, rollitos de carnes frías, galletas, palitos de pan etc.
- Segundo; las obligatorias bebidas; Ponche Navideño, café, atole, refresco, chocolate, toda clase de bebidas alcohólicas; Cerveza, tequila, Ron, brandy, vodka, wiskey.
- La cena se inicia con alguna Entrada: sopas de crema de verduras como champiñones, espárragos, poro, papa, de nuez. Caldo de hongos de camarón, de mariscos. Toda clase de pastas (coditos, fetucinni spaghetti con crema y queso) Y/ó ensaladas manzana con nuez crema y frutillas, de betabel, de coditos con crema jamón y piña en almíbar.
- El platillo principal: Pollo y pierna de cerdo rostizados, lonjas de pavo natural con relleno de carne molida con fruta y nueces, piñones, almendras, ó pavo ahumado y/ó lomo de cerdo o pierna de cerdo al horno, bañados en algún jarabe o zumo de fruta, envinados, a la mantequilla. Bacalao a la Vizcaína elaborado con abundante jitomate, cebolla, almendra, piñones, alcaparras, aceitunas y nadando en aceite de oliva. Romeritos con mole camarones y papitas cambray
- Guarniciones y Acompañamientos: Estos platillos generalmente se acompañan de de puré de papa, de manzana con crema y nueces. pan blanco tipo bolillo, bagette, pan de caja, pan pita, pan tostado. Tortillas d e maíz o de harina, galletas saladas o con ajonjolí.
- Postres: todo tipo de pastelería: pastel de frutas cristalizadas, pastel de trufa de chocolate, tres leches, de almendras y nueces. Gelatinas decoradas. Crepas envinadas con cajeta ó mermelada. Arroz con leche y pasas, ate con queso. Todo tipo de helados de crema bañados de chantilly, chocolate caliente ó mermeladas agridulces, adornados con galletas de barquillo, con chispas, de avena con pasas, de dátil.
- Bebidas calientes que acompañan al Postre: Café negro, con leche, de la olla, capuchino, con licor. Ponche, té de sabores.
- Digestivos. Rompope, amaretto, licor de café, crema irlandesa, etc.
La conclusión es evidente, La cena navideña tiene más calorías que las que requiere el ser humano,
Ante estas conclusiones resulta indispensable hacer conciencia de todo lo que se ingiere en una cena de este tipo, ya que de lo contrario se producirá un incremento exagerado de peso durante la temporada decembrina.
Sin embargo un peligro anexo lo representa el consumo exagerado de alimentos altos en hidratos de carbono y grasas, ya el organismo lo resiente como una agresión, generando principalmente problemas gástricos pero se puede desencadenar índices glucemicos tan altos que dañan a las células del páncreas y desencadenan la temida Diabetes Mellitus.
Es digno de mencionar que el disparo de los índices glicémicos también se puede provocar durante una comida del tipo buffet.
Las recomendaciones básicas pertinentes al cuidado de la salud son;
*Degustar en pequeñas cantidades de todos los alimentos en forma moderada.

*Evitar concentrar todos los alimentos durante la cena, dejar algunos alimentos para el día siguiente.

*Limitar el consumo de bebidas alcohólicas, y en su caso no mezclar con el consumo de botanas.

*Masticar lentamente cada bocado.*Descansar la cuchara o el tenedor en tanto disfrutamos de un bocado.

*Evitar ir directo de la mesa a la cama, dándole tiempo al inicio del proceso de digestión. Finalmente, una cena navideña típica puede significar una ingesta de 7 500 Kcal. o más.

(Ver tabla anexa de una cena típo).

1 comentario:

Juana Gallo dijo...

Es muy muy interesante esta información. Te aseguro que la tendré en cuenta a la hora de ver las delicias como las que aquí expones, jajaja, me mediré, seré fuerte. Tendré fuerza de voluntad y solamente probaré un poquitín de cada cosa.

¡Felices fiestas!